Hoy en día los sistemas de compensación clásicos en los que sólo se tiene en cuenta la retribución, bien sea fija, variable o en beneficios, ya no es suficiente. Si queremos impulsar una cultura centrada en el empleado, a ese sistema de compensación hay que añadir un salario emocional que contemple no sólo, el estilo de trabajo de la organización y la relación con el/la superior/a  jerárquico/a, sino que debe contemplar también una propuesta de valor ajustada a las expectativas de cada una de las personas de la Organización, a través de la cultura y valores de la Empresa, así como de los motivadores que entran en juego en el desempeño del puesto de trabajo que ocupa.

Si realmente queremos satisfacer y conseguir el compromiso y fidelización de nuestra gente, debemos identificar cuáles son las fuerzas motoras que determinan por qué trabajan, qué es lo que les mueve a trabajar, para poder ofrecer un entorno adecuado.

Según las investigaciones realizadas por TTI Success Insights, basándose en el trabajo de Spranger, existen 6 motivadores de los que se derivan 12 fuerzas impulsoras:

12 Driving Forces - TTI SI

Cada uno de nosotros posee 4 fuerzas impulsoras que constituyen una combinación única que nos define y nos impulsa a trabajar y a comportarnos de la forma en que lo hacemos respecto a nuestro entorno (espacios, personas y tareas) y requerirá de un entorno y un puesto de trabajo que las satisfaga.

Por ejemplo, a una persona cuyas 4 fuerzas impulsoras sean Receptiva, Intelectual, Armoniosa e Intencional, necesitará que la organización y/o su superior/a jerárquico/a:

  • Le recompense el cuestionamiento continuo de los procesos y sistemas de trabajo establecidos.

  • Le ofrezca oportunidades para experimentar sobre nuevas formas de trabajar o resolver los problemas.

  • Le permita recopilar toda la información y el conocimiento necesario para poder dar alcance a sus objetivos o realizar sus tareas.

  • Le proporcione un entorno cálido y agradable en el que trabajar.

  • Le proporcione tiempo para la reflexión personal.

  • Le facilite el adecuado equilibrio entre los diferentes ámbitos de su vida.

para desempeñar su puesto con las máximas garantías de éxito y sentirse satisfecha y comprometida con la empresa en la que trabaja.

¿Tienes claro cómo impulsar el salario emocional en tu equipo para incrementar la productividad, la satisfacción y su compromiso?

¿Sabes cuáles son las motivaciones de cada uno de los miembros de tu equipo directo?  

Si te interesa descubrirlo y necesitas ayuda ponte en contacto con nosotros a través de nuestro e-mail hello@argavan.com y estaremos encantados de ayudarte.