SUBA LA MORAL DE SU GENTE

Una de las responsabilidades de un directivo es mantener elevada la moral de su equipo si quiere lograr los objetivos y conseguir el compromiso de su gente. Aunque en otros artículos, ya hemos hecho alguna alusión al tema, nos gustaría ofrecerle algunos consejos fáciles, que complementan las políticas de Gestión de Recursos Humanos y las funciones de un Directivo, que se pueden aplicar en el trabajo del día a día, y que, sin duda, redundarán en un mantenimiento y/o incremento de la moral de su gente.

Respete el tiempo libre de la gente: El contacto con una persona que está disfrutando de su tiempo libre o vacaciones debe ser una excepción, no una costumbre.

No compare a una persona con otra o con un grupo: Cada persona aporta unas competencias y un potencial determinado, por lo que no todo el mundo hace las cosas de la misma manera y en el mismo espacio de tiempo. Es importante que usted conozca el potencial de su gente, asigne las funciones y responsabilidades de acuerdo a sus competencias y potencial, y desarrolle dicho potencial al máximo.

Asegúrese de que todo el mundo aporta valor a la compañía y a la consecución de los objetivos globales: Para ello es importante que todo el mundo trabaje en base a unos objetivos que estén alineados con los objetivos globales, estén o no, vinculados a una retribución variable. No hay nada más frustrante que ver que el trabajo que se realiza no sirve para nada.

Predique con el ejemplo: No pedir nada de lo que no estemos dispuestos a hacer y hagamos nosotros mismos, cumplir las promesas que realizamos y ser coherentes con lo que decimos.

Utilice las reglas básicas de educación: Saludar, pedir las cosas por favor y agradecer los esfuerzos realizados y los resultados alcanzados.

Celebre los éxitos y los avances por pequeños que sean, ya que ello estimula la energía y la positividad.

Involucre a su equipo, al máximo posible, en el trabajo y el funcionamiento del equipo.

Facilite feedback periódico de cómo van las cosas, qué cosas se hacen bien y qué cosas se podrían mejorar. En caso de que no exista un sistema de evaluación del desempeño en su compañía, este feedback puede ser informal.

Sea accesible a su gente para que puedan hablar con usted y establezca canales de comunicación bidireccionales rápidos y permanentes. Si no hay comunicación difícilmente se puede crear la conexión con la gente y difícilmente le llegarán las noticias de lo que verdaderamente pasa en su equipo.

By | 2016-10-18T12:06:56+00:00 febrero 15, 2011|Categories: RRHH|Tags: , , , |