Lidera desde donde estás y con todo lo que tienes

¿Cuántas veces te has descubierto a ti mismo/a diciendo: Si sólo tuviera el rol correcto … el trabajo correcto … el negocio correcto … la oportunidad adecuada, entonces podría liderar.

Pero ese rol, posición, oportunidad, o negocio nunca llegarán. Así que ¿cuándo es el momento adecuado para empezar a liderar?

“Ese momento es ahora, justo donde estás”.

Si no puedes empezar desde donde desearías estar, ¿cómo empezar desde donde estás?

A continuación, te indico algunas maneras para aclarar el camino:

  • Desarróllate: Para guiar a los demás, primero debes aprender a conducirte a tí mismo/a. Como seres humanos, nuestra grandeza no radica tanto en poder rehacer el mundo, como en poder rehacernos a nosotros mismos. Quién eres y lo que aprendes sobre ti mismo/a es más poderoso que donde estás.
  • Establece alianzas: Nada grande se hace con nuestro único esfuerzo. Para tener éxito es necesario ser capaz de llevarse bien con los demás, lo que significa la construcción de relaciones fuertes y alianzas profundas. Todos somos tan fuertes como la fortaleza de nuestra unidad y tan débiles como nuestra división. Los mejores líderes saben la importancia de las alianzas y hacen todo lo que pueden para cultivarlas.
  • Define tu valor: Todo el mundo tiene un talento único y su propia manera de expresarse; identificar el tuyo es y será tu valor. La mejor ventaja competitiva que tienes eres tú. Tu talento determina lo que puedes hacer; tu motivación determina cuánto haces; tu actitud determina lo bien que lo haces. Lidera desde tu valor y crea tu marca.
  • Entabla un diálogo constante: Cuando el diálogo es constante la comunicación es fácil, inmediata y eficaz. El aspecto más importante del diálogo suele ser escuchar lo que no se dice. El arte de leer entre líneas es un aprendizaje constante de los grandes líderes porque lleva a la comprensión, la conexión y el aprecio mutuo.
  • Busca la experiencia: Experimenta tanto como puedas. La gente no aprende verdaderamente algo simplemente diciéndolo, descubrirlo por uno mismo es mucho más poderoso. Cuando experimentes errores y éxitos es cuando puedes convertir esas experiencias en sabiduría.
  • Invierte en los demás: La gente importa – especialmente cuando hablamos de liderazgo. Identifica lo que hacen bien los demás y haz todo lo que puedas para iluminar su trabajo, apoyar su desarrollo y nutrir su éxito. Invierte en el éxito de los demás y prepáralos para que también sean líderes. Cuando ellos ganan, tú ganas.

    No tienes que esperar a llegar a arriba, a que el puesto de trabajo sea el más adecuado, o a que estés en el sitio correcto en el momento adecuado. Puedes alcanzar todo lo que necesitas, justo desde donde estás. Así cuando la oportunidad llame (y lo hará), estarás preparado/a.

  • Lidera desde dentro: Todo el mundo tiene el potencial de liderar de un modo exitoso, independientemente de la posición que ocupen o el título que ostenten. Prepárate hoy  para liderar correctamente desde donde estás con todo lo que tienes.
By | 2017-03-08T18:07:48+00:00 |Categories: Liderazgo, RRHH|Tags: , |