Gestión del Talento: Tendencias 2016

2015 resultó ser un año de cambios en lo que se refiere a la gestión del talento. Entre el aumento del uso de las evaluaciones y un mayor enfoque en la gestión del estrés y del compromiso, los ejecutivos de recursos humanos se han convertido, más que nunca, en una pieza fundamental para las empresas en crecimiento.

El año 2016 se presenta con más cambios y para mejor, en todo lo que hace referencia a la gestión del talento.

A continuación, presentamos las 5 principales tendencias que veremos en el 2016:

  • Algoritmos para dar forma a las decisiones de contratación. El Big Data ha sido un concepto muy discutido en los últimos años, y eso no va a cambiar en 2016. El nuevo año hará que el Big Data sea más relevante, ya que los ejecutivos de gestión del talento se basan más en los algoritmos o en sistemas de seguimiento de candidatos para descifrar el Big Data.

    ¿Reemplazarán finalmente los algoritmos a los responsables de contratación?

    Difícilmente. Los sistemas identificarán el nivel de adecuación persona-puesto con un algoritmo. Los responsables de contratación serán más necesarios que nunca, pero sus roles cambiarán hacia la interpretación de los datos recogidos, con el fin de tomar decisiones más estratégicas.

  • Auge del coaching. La CNN informó a principios de este año que el coaching empresarial va en aumento, tendencia que seguirá creciendo en 2016. Según esa noticia, Google, Goldman Sachs y General Electric, por nombrar algunos, gastan más de mil millones de dólares al año en coaching. Esto se debe a que los gigantes corporativos están invirtiendo en las personas primero, incluso por encima de productos y servicios, como estrategia para mejorar su línea de resultados.

    Los millennials, en particular, quieren desarrollarse a través de procesos de coaching.

  • Los valores de los millennial impactan en el entorno laboral. Una nueva generación de 40 millones de profesionales está entrando en el mundo laboral, con un enfoque de carrera muy diferente que va a cambiar el trabajo tal como lo conocemos. Estamos empezando a ver ejemplos concretos del impacto que juega esta generación en el entorno laboral. Un ejemplo es la creciente demanda de una mayor flexibilidad. Un número cada vez mayor de esta generación está optando por trabajar por cuenta propia o por el trabajo de consultoría en lugar de un trabajo tradicional a tiempo completo.

    Se estima que más del 30% de la fuerza laboral de hoy está compuesta por profesionales independientes, y se espera que este número aumente.

  • Aumento de la confianza en las herramientas de evaluación del talento. La utilización de herramientas está aumentando. De hecho, la Wall Street Journal informa que el 57 % de las compañías “Fortune 500” las utilizan, un aumento respecto al 21% de principios del 2000. Dado que el uso de herramientas de evaluación se ha convertido en una buena práctica para los profesionales de recursos humanos, ahora quieren asegurarse de que estos productos son fiables y válidos.

    En el 2016, vamos a ver como los mejores profesionales de gestión del talento piden con más frecuencia información sobre la validez de las herramientas de evaluación.

  • El compromiso se convierte en alta prioridad. Según la última encuesta de Gallup, el 60 % de los estadounidenses no está comprometido o está activamente en contra de su trabajo. Sabemos que cuando el compromiso es alto, es una señal de que los empleados son felices, están focalizados y son productivos.

    Los profesionales de recursos humanos darán prioridad a la medición del compromiso en el próximo año para mantener la rentabilidad de sus organizaciones.

Cuando estas cinco tendencias se conviertan en una realidad, inevitablemente cambiará la forma en que las empresas contratan, fidelizan  y comprometen a los empleados.

En última instancia, esto demuestra cómo las empresas se están dando cuenta de la importancia de cuidar de su gente. Las organizaciones que lo hagan bien, se prepararán para crecer – y mantener su relevancia en los próximos años.