FLEXIBILIDAD PSICOLÓGICA

Hasta ahora hemos hablado de la necesidad de impulsar la flexibilidad mental como requisito no sólo para tener un adecuado desarrollo profesional, sino también para poder ser más feliz en la vida. Sin embargo, ahora surge una nueva forma de flexibilidad, que se conoce como la flexibilidad psicológica.

Este término, ha sido acuñado por el profesor de la Melbourne Business School, Ian Williamson y la psicóloga organizacional, Carol Gill, y consiste en la habilidad para ser consciente de los pensamientos, emociones e impulsos que uno tiene, reduciendo aquellos que son improductivos para poder elegir la respuesta más adecuada a cada una de las situaciones a las que nos enfrentamos. Es decir, es la habilidad para tomar distancia respecto a nuestras emociones, constituyendo la base del autocontrol.

Según las conclusiones de una investigación que llevaron a cabo, la Flexibilidad Psicológica impulsa el Liderazgo en los equipos autodirigidos y las personas que la tienen desarrollada:

  • Responden reflexivamente, en lugar de hacerlo reactivamente, lo que lleva a una mayor percepción de control de la situación y más opciones de comportamiento.
  • Pueden mejorar la calidad de su atención, aumentar la resiliencia hacia aquellas experiencias que pueden ser emocionalmente agotadoras y reducir el síndrome de “burnout”.
  • Adoptan un menor comportamiento de evitación y son capaces de identificar mejor como afrontar cada situación.
  • Influyen más sobre los objetivos del equipo, el desempeño de tareas y el mantenimiento del grupo y su cultura.
  • Ayudan a mejorar el desempeño de los miembros del equipo, se les considera personas de alto desempeño y, a su vez, están satisfechos con su propio desempeño.

Y ¿cómo se puede desarrollar esta competencia?.
Su desarrollo implica los siguientes pasos:

  1. Ser conscientes de los sentimientos, pensamientos que generan y el impacto que estos tienen en el entorno.
  2. Definir y establecer los mecanismos que nos permitan tomar distancia tanto a nivel de estrategias de relajación física como de control de nuestro pensamiento con auto-instrucciones.
  3. Tener claros los valores y metas que se persiguen, con el fin de basar el comportamiento en ellos.
By | 2016-10-18T12:07:30+00:00 |Categories: RRHH|Tags: , |