El verdadero valor de la gestión del Talento

“Todo debe evaluarse en términos de dinero; porque esto permite que los hombres intercambien sus servicios y, en consecuencia, hace que la sociedad sea posible” …Aristóteles.

A pesar de que Aristóteles dijo esto hace más de 2000 años, no podía ser más cierto hoy en día. Hoy, casi todas las transacciones se basan en un precio y se evalúan en términos económicos.
¿Pero qué pasa con la gestión del talento?
Más allá del salario y de las ventas, hay muchos aspectos importantes de la gestión del talento que, a menudo, no están vinculados a la cuenta de resultados. Sin embargo, cuantificar el valor de las iniciativas de gestión del talento es vital para el análisis de la cuenta de resultados.
Saber los resultados finales de las acciones de gestión del talento ayuda a implementar estrategias con un ROI establecido que se refleja en la cuenta de resultados.
Hágase las siguientes preguntas:

» ¿Qué repercusión tiene la falta de compromiso en la cuenta de resultados?.

» ¿Cuál fue el ROI del último programa de formación? ¿Qué podemos esperar de la formación futura?.

» ¿Cómo impactan en la cuenta de resultados las acciones de creación de equipo?.

» ¿Cuál fue el coste de la última mala selección que se hizo?.

» ¿Cuál es el índice de rotación de la empresa?.

En un estudio realizado a más de tres millones de empleados, Gallup detectó que más del 70% NO estaban comprometidos. Esto significa que las empresas están funcionando a un nivel significativamente inferior a su capacidad total, lo que puede costar millones al año.

» ¿Qué le cuesta a su compañía la falta de compromiso de los empleados? ¿varios miles, millones, más?.

» ¿Cómo puede calcular este coste?.

» ¿Cómo se compara con la inversión que supone un enfoque proactivo para incrementar el compromiso?.

Con presupuestos ajustados y un enfoque hacia las estrategias de ahorro de costes, las empresas de todo el mundo están haciendo recortes laborales drásticos. Pero ¿es éste el movimiento adecuado?.
Un estudio reciente analizó el ahorro obtenido de los cambios realizados por las empresas y descubrió que el 75% del ahorro estaba en las estrategias centradas en la reestructuración y el rediseño de la organización, mientras que sólo el 25%, estaba en las estrategias de reducción.
De ello podemos deducir:

» Se ahorra tres veces más en la cuenta de resultados invirtiendo en la gente y en los procesos.

» Cuesta más el enfoque de reducir la plantilla.

Así que, ¿Cuál sería el ROI si reestructurara y redefiniera su estructura?.

Como consultores que queremos aportar valor a su cuenta de resultados, y apoyándonos en el consejo de Aristóteles, le recordamos que evalúe, económicamente, las iniciativas de gestión del talento, para que sepa su verdadero valor.
¿Cómo, si no, podemos valorar razonablemente la inversión en las personas?, al fin y al cabo, son el mayor activo de una empresa.

By | 2016-10-18T12:06:13+00:00 |Categories: Gestión de Personas, Talento|Tags: , , |