Diversidad e inclusión: factores de éxito

 Cruz Roja Empresas ha creado un documento dirigido a impulsar la diversidad y su gestión en el ámbito empresarial, ya que ésta es una realidad que nos rodea y que recientemente se ha reforzado como consecuencia de la globalización de las empresas y el desarrollo de las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

En este documento, resaltan y profundizan sobre la idea de que  las personas no sólo nos diferenciamos por nuestras cara características físicas, sino también por aquellas de carácter social y cultural.  Las primeras están dentro de la clasificación de “Diversidad Visible” y las segundas pertenecen a la llamada “Diversidad Oculta”.

Los rasgos de la Diversidad Oculta son mucho más conflictivos, precisamente por eso, porque no se ven a simple vista. Pero, contrariamente a lo que se pueda pensar, son los que más pueden aportar a la cadena productiva de una empresa. A este grupo pertenece, por ejemplo, la Diversidad Cultural.

En el caso concreto de la empresa, la Diversidad Cultural puede aportar una serie de elementos positivos como la capacidad de adaptación, la creatividad, el espíritu innovador, el compromiso, el dinamismo, la responsabilidad, el conocimiento, las experiencias…  Sin embargo, con mucha frecuencia, la diversidad cultural se interpreta desde los estereotipos y prejuicios, y, en la mayoría de los casos, esto supone que se asocie a dificultades y problemas y no se contemple su vertiente más positiva.

En este sentido y según la investigación llevada a cabo por la Consultora Roland Berger, la Diversidad y la Inclusión, en su sentido más amplio, tienen un impacto real y directo en los resultados de la empresa, ya que en aquellas empresas en las que se trabaja y se adoptan políticas concretas en estos ámbitos:

  • Se experimenta un incremento de las ventas y se gana cuota de mercado en los mercados globales.
  • Se incrementa el compromiso de los empleados y se estimula su creatividad y empuje.
  • Ayuda a atraer y retener talento.

Por  tanto, la Diversidad e Inclusión han de convertirse en una verdadera herramienta de gestión que aporte ventajas competitivas a las empresas. Para ello y de acuerdo a la investigación de dicha Consultora, es necesario que en la Compañía:

  • Se vaya más allá de los indicadores visibles de diversidad (sexo, edad, capacidad física…), incluyendo aspectos tales como competencias, sistemas de trabajo y actitudes y formen parte de los indicadores de Liderazgo y Gestión del Desempeño.
  • Se implanten los valores, cultura y estilo de liderazgo que faciliten un entorno de inclusión que permita que todas las personas saquen lo mejor de sí mismas.
  • Se establezcan objetivos realistas, teniendo en cuenta las características del mercado en el que opera la Compañía y su propia historia.
  • Se involucre a todo el equipo directivo y de mandos para impulsar, facilitar y garantizar el cambio.

LO QUE ES Y NO ES LA GESTIÓN DE LA DIVERSIDAD

Fuente: Cruz Roja Empresas.