Claves para afrontar la incertidumbre

En los tiempos en los que estamos, es importante que tanto las empresas como las personas estén preparadas para afrontar situaciones nuevas, desconocidas y, en consecuencia, imprevisibles. En este sentido, Tom Peters, en su libro “Las Pequeñas Grandes Cosas”, sugiere que la clave para afrontar con garantías de éxito estas situaciones es que las personas y las empresas sean Resilientes para que la respuesta, comportamiento y actitud ante estas situaciones marque la diferencia y nos permita salir bien parados.
Así y en base a su dilatada experiencia como empresarial, identifica cuáles son las características de una persona resiliente:

  • Posee y transmite calma interior.
  • Tiene un alto grado de autoconocimiento.
  • Le atrae, apasiona y se crece en las situaciones de caos controlado.
  • Se relaciona fácilmente con todo tipo de personas.
  • Respira energía.
  • Es íntegra.
  • Tiene sentido del humor.
  • Tiene empatía.
  • Posee la frialdad suficiente para tomar decisiones desagradables de forma rápida y sin mirar atrás.
  • Es decisiva, pero no rígida.
  • Posee una personalidad fuerte, tanto dentro como fuera del equipo.
  • Acepta la cadena de mando y su importancia, pero cuando la situación lo requiere tiene la capacidad de saltársela.
  • Tiene esperanza. Cuestiona a las personas especulativas.
Desde la perspectiva psicológica, el psiquiatra Luis Rojas Marcos, en su libro “Nuestra Incierta Vida Normal”, nos sugiere un decálogo de cosas a hacer para incrementar nuestro nivel de resiliencia:

  1. Informarnos de qué es lo que verdaderamente está pasando, para separar claramente hechos reales y datos conocidos de especulaciones y temores dudosos.
  2. Mantener los quehaceres cotidianos y disfrutar de momentos placenteros, dándonos pequeños gustos en diferentes ámbitos y/o situaciones.
  3. Relacionarnos y conectarnos afectivamente con otras personas de forma que nos sintamos parte de una red social solidaria que nos aporte soporte emocional.
  4. Hablar y escribir sobre lo que nos sucede.
  5. Encontrar la explicación a lo que nos sucede, interpretando los avatares de la vida sin exagerar su duración, sin generalizar sus causas y efectos, y sin responsabilizarnos innecesariamente de ellos.
  6. Reír con frecuencia.
  7. Hacer ejercicio físico regularmente.
  8. Dejarnos ayudar por la ciencia en aquellas situaciones que nos permita facilitarnos la vida e incrementar nuestro nivel de satisfacción.
  9. Cultivar nuestro ámbito espiritual, trabajando sobre nuestros valores personales.
  10. Prestarnos con regularidad a ejercer una tarea voluntaria de apoyo/ayuda hacia los demás.

Por otro lado ysi nos referimos a una Organización Resiliente, Tom Peters en su libro destaca los siguientes rasgos:

  • Tiene la resiliencia como competencia corporativa, y en consecuencia es un requisito imprescindible en todas las personas que se incorporan a la empresa para cualquier función y en cualquier nivel.
  • Se realizan ascensos por demostrar resiliencia.
  • Está descentralizada, tanto en la estructura organizacional, como en la configuración física y en los sistemas.
  • Tiene una “Organización de emergencia” (recursos extras), en la sombra, lista para entrar en acción si es necesario.
  • Muestra un serio interés por los “simulacros de guerra”.
  • Es redundante con las cosas triviales.
  • Tiene una cultura empresarial basada en la iniciativa, el respeto y la ejecución en todas las personas, independientemente de los niveles y funciones.
  • Todos y cada uno de sus integrantes son responsables de sus acciones.
  • Hay una comunicación permanente, sobre todos los temas, a las personas que están en primera línea y hacen el trabajo.
  • Hay transparencia y se mantiene a todo el mundo informado.
  • Tiene dinero disponible para cualquier incidencia y un buen equipamiento.
  • Actúa bajo la premisa de que la formación siempre es mejor que el equipamiento.
  • Tiene los recursos necesarios para funcionar durante bastante tiempo sin sistemas de información en caso de ser necesario.
  • Pone a la organización a prueba con situaciones incómodas.
  • Asciende con regularidad a un porcentaje alto de personas extravagantes, ya que para ellos lo “raro” es lo “normal”.
  • Es diversa y tiene personas con experiencias laborales y formativas diferentes.

¿En qué medida su empresa, equipo y/o usted mism@ posee éstas características?

By | 2016-10-18T12:06:06+00:00 diciembre 5, 2012|Categories: Resiliencia|Tags: |